especial

¡Ninfómanas en Ecuador!

9/2/2010



Karina Andrade, Quito

Es sorprendente la cantidad de avisos existentes en la web sobre el tema, pero no solo se trata de transferencias comerciales, es gente que de verdad se busca por intereses sexuales.

En los anuncios se puede ver a mujeres que promocionan su calidad de ninfómanas y hombres que se prestan para estar con ellas. En estos avisos se encuentran especificaciones de color de piel, talla, edad y gustos sexuales.

Realizamos algunas llamadas para verificar la autenticidad de los avisos, los cuales se ofertan principalmente en Quito, Cuenca, Machala y Guayaquil.

Unas lo hacen simplemente por satisfacción y otras sí cobran por el servicio. Sin embargo, la mayoría piensan que no se debe cobrar porque “eso ya sería prostituirse”, comenta, “Marisela”, una de las chicas contactadas.

La ninfomanía era considerada como un desorden psicológico exclusivamente femenino, caracterizado por una libido muy activa y una obsesión con el sexo.

El término ninfomanía, a inicios de siglo se aplicaba a las mujeres que, o bien se masturbaban, o sentían más deseos que sus maridos.

Ahora se aplica a las mujeres que sienten “deseos compulsivos” de tener relaciones sexuales o de masturbarse sin sentirse satisfechas. Es básicamente un sinónimo de sexo-adicción.

Actualmente se lo conoce como un síndrome de hipersexualidad, pero esto aún está sujeto a debate, ya que el deseo sexual varía considerablemente en los humanos. Lo que una persona consideraría como deseo sexual normal podría ser entendido por otro como excesivo.

 

MUJERES Y LA INFIDELIDAD

¿Pero qué opinan los hombres? “Cesarín” dice que “existen mujeres con deseos sexuales por encima del promedio y se les puede catalogar como calientes, pero de ser caliente a ser ninfómana hay un gran abismo”, dice el joven.

“Una verdadera ninfómana jamás podrá ser fiel. Pueden estar muy enamoradas, pero sus deseos sexuales son incontrolables y siempre caerán en la infidelidad.

Un solo hombre es incapaz de satisfacer sus deseos sexuales, por lo tanto siempre tienen varias parejas”.

Al contrario, “Beto”, piensa “que si pueden ser fieles, lo que debes tener es una pareja que trate de satisfacer tus necesidades sexuales. Luego debes hacer que tu pareja sea de mente abierta ya que la satisfacción viene en su mayor parte de tu mente, por lo que te puedes ayudar con juguetes sexuales, es mejor ser infiel con cosas y no con otras personas”.

La sexualidad es un derecho de carácter humano y universal que todos debemos experimentar. La mujer actual ya no es condenada ni vilipendiada por mostrar sus deseos, por tenerlos o por demandarlos.

Tener deseos y practicar sexo no deja de ser una conducta que da equilibrio y forma parte del desarrollo integral de las personas, pero ¿qué pasa cuando todo va más allá de lo normal?

“Estas disfunciones tienen que ver con un gran vacío, una ansiedad no controlada y un gran malestar interno, lo que conlleva a buscar en el sexo su salida para calmar toda esa angustia interior, sin conseguirlo.

De ahí que sea considerada una disfunción del comportamiento sexual. La práctica sexual no es motivada por el deseo y el placer, sino que es provocada por una angustia profunda”, sostiene el psiquiatra Gabriel Cevallos.

SE ALIENTAN EN FACEBOOK

Tienen una cuenta en Facebook denominada “Ninfómanas Anónimas”, en la que existe un test, una presentación y hasta recomendaciones que dicen: “En fin, si tú admites que dentro de estas categorías entras tú, eres una ninfómana y no te preocupes, este grupo te brindará apoyo, pero más importante celebra y anima a que sigas siendo esa ninfómana calenturienta que tienes ahí dentro y que solo espera que llegue tu macho alfa lomo plateado para satisfacer tu deseo sexual, aunque éste sea insaciable”.


Compartir en Facebook
Compartir en Twitter